En las tierras de las Lagunas de Ruidera, las Tablas de Daimiel y el centenario Quijote, se producen extraordinarios productos que elaborados se convierten en platos inovildables. Son de fama mundial sus quesos de oveja, y sus almendras de donde se obtiene un excelente mazapán. De sus campos se obtienen dulces higos, uva que origina excelentes vinos, albaricoques y berenjenas, siendo famosas las de Almagro.

Hay un plato bandera en la Mancha y es el obtenido con sus verduras: tomates, pimientos, berenjenas…el pisto manchego. El producto estrella es el que adorna los llanos y extensos paisajes de la Mancha en su floración: el azafrán. Las calderetas, cuhifritos y asados de cordero lechal o pascual son la máxima representación de las carnes en esta región pero sin olvidar la caza. Entre las carnes de caza, destacamos la perdiz, el faisan, el conejo, el venado y el jabalí.

Los platos de la tradición pastoril, como las migas, ensaladas y sopas son frecuentes en la cocina manchega. En los postres, muchos de ellos de tradición árabe, destacan los mazapanes, hojuelas, torrijas…Los vinos manchegos son mundialmente famosos, y en la mancha encontramos la denominación de origen La Mancha, su origen data del siglo XII de la Reconquista y comprende a las producciones de la región manchega.