Llena de bosques y asombrosos paisajes, la comunidad foral de Navarra, es un cúmulo de alimentos de un alto nivel gastronómico. Alimentos de la huerta y pescados de río, ganado obino y desde el 2008 su propio aceite de oliva, son lo más significativo de esta comunidad.

Destacan los espárragos de Navarra y las alcachofas de Tudela, los pimientos del piquillo de Lodosa, tan sabrosos en sus tres formatos: en fresco, en pimentón o bien en conserva, son los alimentos más representativos de la huerta navarra. En carnes encontramos su ternera y cordero así como todas las carnes de la caza como la perdiz y el jabalí. Los quesos toman un papel muy importante en Navarra destacando el queso de Idiazábal, el Roncal y el de Gaztazarra.

Navarra posee prestigiosos vinos, siendo una zona etnológica de suma importancia en nuestro país. Para postre que mejor que unos canutillos de Sumbilla o una cuajada. Para terminar una buena copa de pacharán navarro de endrinas que pondrá el colofón a una nutritiva y espectacular comida.