Gastronomía de Asturias

La conjunción del mar, los montes, los prados y el clima hace que en Asturias se produzca una variedad gastronómica muy completa. Ganado, lácteos, legumbres, pescados y mariscos…todos ellos con una altísima calidad. Si hay un plato que todo el mundo quiere degustar en Asturias son sus famosas fabes, las cuáles se cocinan de muy diversos modos. La bebida asturiana más internacional es sin duda la sidra, producida con manzanas en los duernos y machacadas por los mayos.

En carnes hay que destacar la ternera que posee un distintivo de indicación geográfica protegida. Hay sabores poco igualables como los del chuletón de cebón asturiano, poco hecho, al cabrales. Los embutidos también toman un papel muy importante, realizandose ideales complementos para las fabadas. El ganado origina numerosos quesos y esto se refleja en las cartas de los restaurantes que suelen ofrecer tablas de quesos asturianos, un buen modo de degustar los más importantes.

El Cantábrico provee a Asturias de mariscos, de muy buena calidad y sabor. El rape, la lubina y la chopa son los pescados más destacables. Para tomar un postre, que mejor que un arroz con leche asturiano, lo habrá probado en muchos lugares de España pero en Asturias se realiza de un modo aunténtico y apetitoso.